22 de septiembre de 2013

Pedagogías y la brecha en la enseñanza de la arquitectura

Por: Marco A. Monge Jimenez1 publicado en La Chimenea Nº 08 

En el contexto de la segunda edición del concurso “Pedagogías”, organizado por Espacio 24 y que busca premiar a los mejores exponentes de los Talleres de diseño de todas las facultades a nivel nacional, un amigo hizo una predicción interesante. Esta consistía en que nuevamente ganarían las tres (o cuatro) facultades más conocidas de Lima. Con tal afirmación quise por curiosidad revisar a los ganadores de la primera edición para saber qué tan cierto era el vaticinio de mi compañero.

Fue una gran sorpresa que de los más de 230 proyectos enviados a nivel nacional, divididos en tres categorías y en dieciocho premios y menciones, los tres primeros puestos de las tres categorías se los lleve la Pontificia Universidad Católica del Perú (PUCP) la cual a su vez tiene el record de premiación con once de los dieciocho premios; seguido por un empate de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) y la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC) con dos premios cada una; la Universidad Ricardo Palma (URP) con un premio y extrañamente dos facultades de provincia, Chiclayo y Arequipa, con la 4ta y 3ra mención respectivamente.

La pregunta era evidente: ¿Porqué la PUCP había arrasado con el Perú entero llevándose todos los primeros puestos?, más de la mitad del total de los premios y una abismal ventaja en número con relación a sus homólogos.

¿Sería acaso que la PUCP dicta la mejor cátedra de taller de diseño del país?

¿O es que sus docentes son la crema y nata de la arquitectura nacional? Cuyos nombres por cierto figuran como asesores de los ganadores; personajes como Alfredo Benavides presente en cinco de los proyectos premiados, Jean Pierre Crousse con cuatro y Cynthia Watmough con tres. Dicho sea de paso, las otras facultades capitalinas también tienen sus estrellas, entre ellas Juvenal Baracco, Llosa y Cortegana, Jorge Garrido-Lecca, Sharif Kahatt, Antonio Graña, entre otros, que también aparecen en la lista docente de los premiados.

¿Será entonces, que la calidad docente produce por consecuencia destacados y laureados estudiantes?

¿Será quizá, que para tener dicha calidad docente la pensión del alumno es cuatro o cinco veces la pensión de provincia que ronda los 400 soles? (aunque usted no lo crea)

¿Será que la inversión para el acabado de las maquetas puede superar los 200 soles mientras en provincia se hace una maqueta con 20? (Nótese la cantidad de cartón doble corrugado utilizado únicamente para la base de las maquetas, en provincia dicho cartón cuesta 8 soles y es una exquisitez usar UNO como base.)

¿Será que simplemente provincia no se presentó al concurso y la PUCP y las demás Facultades de Lima sí?

¿O será una gran y masiva coincidencia?

Poniéndonos serios, es evidente que existe una gran brecha en la enseñanza. Si los concursos como este sirven para comparar y medir la calidad de la educación a partir de la producción de la asignatura bandera de la carrera y asumimos que todos los participantes a nivel nacional tuvieron las mismas condiciones y el jurado fue imparcial, entonces, podemos deducir que, si se habla de enseñanza de la arquitectura en el Perú, (para ser más precisos de diseño arquitectónico) deberíamos hablar únicamente de Lima, pues la presencia de provincia es casi nula.

Deberíamos darnos cuenta también que mientras un estudiante de provincia viaja dos o tres veces al año a conferencias en la capital, para escuchar durante 30 minutos a uno de los starchitects nacionales, alumnos de las facultades limeñas tienen a los mismos personajes como docentes de 8 a 10 horas semanales.


Catedra Arq. Juvenal Baracco – Trabajo de Christopher Pachas, URP Lima-Peru.
http://huaca.wordpress.com/

Si la enseñanza parece ser abismalmente superior y es, en parte, por la superioridad del monto de inversión, resulta evidente que dicha inversión no podría ser aplicada en provincia. ¿Estarían destinadas las facultades del “interior” a la mediocridad educativa? O es que deberían darse cuenta de la desventaja, descubrir sus fortalezas y tomar un nuevo rumbo. Es cierto que si el estudiante quiere destacar no importa donde estudie (común frase complaciente) pero por las evidencias parece ser que, de no ser así, provincia nunca estará en igualdad de condiciones y tendría siempre que referirse a Lima como modelo de calidad educativa.

¿Dónde debería estar el cambio? Provincia debería tomar su propio rumbo y tratar de fortalecer su presencia nacional desde su posición tanto dentro y fuera de las aulas, o deberíamos, junto a las grandes facultades, hacer fuerza común para mejorar la calidad de la enseñanza a nivel nacional y no tener esta marcada diferencia.

El Perú no es Lima, dice el dicho, pero en arquitectura, el centralismo es más que evidente.

Ahora solo queda saber si la predicción de mi compañero fue acertada. A la redacción de este artículo, ya había sido publicada la lista de los veintiún seleccionados de la segunda edición de Pedagogías; 13 PUCP, 3 UNI, 2 UPC, 1 UNFV y 2 provincia… ¿Deja vu?

Felicitaciones a los señores.


1 Marco A. Monge Jimenez, egresado de la FAUA – Universidad Privada Antenor Orrego (UPAO) Trujillo-Perú (2013). Director de la revista ATELIER (2011-2012). Ponente en la conferencia “Publicar Arquitectura” UDCH – Chiclayo 2011. Ganador consecutivo de la Maratón de diseño arquitectónico FAUA – UPAO (2011-2012). Actualmente dedicado al Blog: www.marcomonge.blogspot.com.

14 comentarios:

Anónimo dijo...

No creo que este concurso refleje una superioridad de los talleres de diseño de una universidad con otra, puesto que hay mucho alumnos con trabajos de muy buen nivel que simplemente no participan por tiempo o por otras causas basta con ir a ver la EXPOSICION DE VERANO DE LOS TALLER 5 y 15 para darse cuenta del nivel superior que tienen, y que muchos o ninguno de estos proyectos ni se presentan, puesto que este concurso es opcional no reflejaría una realidad, si se sacara un proyecto por cada taller de diseño obligatorio ahi si se podría hacer un sondeo del nivel con todos los talleres presentes.

Anónimo dijo...

Tienes razón, sin embargo sigues hablando de Lima verdad?

Por eso el articulo plantea varias alternativas entre ellas, que la PUCP si se presento y el resto de facultades no, por el simple hecho de que no quieren PAGAR para ser reconocidos.

Anónimo dijo...

A mi tampoco me parece que clasifiques a las universidades por un concurso, la mayor parte de veces los alumnos no tienen ni tiempo para participar, a mi también me parece que deberias visitar la exposicion de verano de los talleres 5 y 15, estoy seguro que cambiara tu visión de las cosas, porque se presentan muy buenos proyectos alli.

Jesus Jauregui dijo...

No necesariamente un buen arquitecto es buen profesor de Taller, de ser así todas las generaciones de mediana edad –que tuvieron como profesores a las llamadas glorias de la arquitectura peruana- serían hoy grandes arquitectos también y sin embargo sobran ejemplos en Lima de mala arquitectura correspondiente a aquellos años. Asimismo arquitectos con poca o nula producción arquitectónica son grandes teóricos y por ende grandes docentes.
Creo que el kit del problema radica en el nivel de seriedad de la escuela, facultad y/o universidad que decide formar arquitectos. Contratar profesionales rankeados podrá favorecer a su marketing pero si no se cuenta con un plan de estudios moderno, estructurado y coherente, poco se lograraá así venga Rem Kholhaas a dictar un taller. En ello si podría afirmar que la PUCP saca ventaja a las otras universidades y no necesariamente porque los arquitectos con más trabajo en el medio enseñan ahí.
Finalmente creo que estos eventos internos son como nuestro campeonato de futbol local, donde siempre hay un ganador pero al salir a una liga más global ya sabemos todos hasta donde llegamos. Y es que si no nos preocupamos seriamente por la formación de los nuevos arquitectos y solo nos limitamos a premiar lo mejor de lo que hay, cualquier país sudamericano nos seguirá sacando ventaja en el panorama arquitectónico internacional… como en el futbol.

Anónimo dijo...

Este comentario, supuestamente hecho a partir de un análisis previo, me parece falto de criterio. Para comenzar, el "cambio" como lo denominas, es la ausencia en este país, y no solamente en el campo de la arquitectura, ni desde el punto de vista de un profesional o un estudiante, la suficiente confianza y veracidad para desarrollar los distintos proyectos. Esto, no es menospreciar de ningún modo a a universidades del resto del país, mas sí son puntos por los cuales estas puedan resurgir y mostrarse, como lo vienen ya haciendo unas de Chiclayo. Arequipa, Trujillo, etc. Este cambio, en realidad es personal, de cambiar nuestra mentalidad, de avocarla siempre hacia más, a explotarla al máximo.
Como podemos resurgir desde las distintas provincias?, pues simplemente con buenos profesionales, aquellos capaces de estar en constante lucha y no aquellos mediocres que son van a las aulas a calentar el asiento, dejar las mismas lecturas de todos los años y a la hora de tomar exámenes o calificaciones, no dependan de un pago extra. Esto depende de la credibilidad de la persona, la etica de una persona, un problema de siempre , SER CONFORMISTAS. Seria bueno que analice mejor la situación que se vive en provincia, sobre todo en las universidades nacionales, en las cuales muchos de los profesores son los mismos desde hace años, unos conformistas estancados, ni que desean progresar , ni promueven el progreso.
Quisiera terminar, con una frase, que tal vez ni la escuchó, No cualquiera puede convertirse en un gran artista, pero un gran artista puede provenir de cualquier lado´. Así que esto depende de cada uno de nosotros, no ser dependientes de otros.

Anónimo dijo...

Pues te doy la razón porque para ser sincero los buenos proyectos de la PUCP no van a esos concursos y te lo digo porque mi compañero que siempre ha tenido los mejores proyectos cada ciclo nunca ha ido a ese tipo de concursos ... ( PUCP ) y no quiero pensar la gente que no lo hara de otras universidad pero lastimosamente hay que hablar con lo que hay ... si la pucp se llevo esos premios pues es la mejor .. lastimosamente

Camilo dijo...

¿Por qué será que la gente de la FAU-URP siempre se pica cuando se les hace notar que hace ya bastante tiempo dejaron de estar entre las mejores facultades de Arquitectura del Perú?

Anónimo dijo...

Me gustaría que publicaran números para darle validez a su "especulación" sobre la enseñanza de la arquitectura.

¿cuantos proyectos presento la PUCP?
¿Cuantos gano la PUCP?

Y así cada universidad, tengo un particular interés por la URP, he asistido a su exposición de verano, así como a la de UL y San Martin,

La verdad espere ver muchos proyectos de la URP como ganadores fijos en PEDAGOGIAS, pero no sucedió así.

Creo mas en las EXPOSICIONES DE TALLERES antes que en un concurso como este. La PUCP no esta liderando en enseñanza, quizás esta liderando sobre quienes tuvieron la oportunidad y ganas de presentarse a este concurso que recién va en su 2da edición.

Saludos.

Patricia Ciriani dijo...

Tu preocupación es fundamental, Marco, haces un buen diagnóstico a partir del concurso de Espacio 24. Un detalle nomás: Kahatt y Llosa/Cortegana también enseñan en la PUCP.
Espero se tomen medidas desde las regiones de Perú para cambiar la situación actual. Me alegra saber que los alumnos paguen "sólo" 400 soles como dices en provincia, es mucho más razonable que los 2,000 –o más– de Lima. Ahora si se quiere buscar soluciones, una sería la unión entre las tan numerosas escuelas de arquitectura. Podrían juntarse y pagar sueldos a profesores traídos de fuera, de Colombia por ejemplo, o estos españoles que tocan la puerta del país, para adoptar otros métodos de enseñanza, y progresivamente ofrecer una arquitectura interesante y diferente de la que se practica en Lima. Hay tanto por hacer, pero esto implica convencerse del diagnóstico que haces desde los decanatos de las facultades, y modificar los planos de estudios y planillas de docentes.

CBK dijo...

Son muchos factores a la vez, yo personalmente tengo la grata experiencia de haber concursado mucho a nivel nacional e internacional y sorprendentemente trabajos mios que no les han dado ni bola en Peru, han resultado muy bien posicionados en eventos en el extranjero. Tengo el orgullo de venir de una Universidad Publica de Provincia y ahora tener la dicha de estudiar en el extranjero y dejar desde ya prescente. Sigo creyendo por todo el camino recorrido que la diferencia la hace uno y que los concursos todos son relativos y subjetivos, son solo puntos de vista y la vision de jurado es la que hace la diferencia, no la calidad del trabajo. Lo unico que hay que seguir haciendo son las cosas bien, seguir indagando de mas, ser molestoso con los docentes seas quienes sean, no esperar recibir todo, porque aca la education la hace uno solo (y asi es en cualquier uni de alto nivel) y dejar de compararnos con Lima, que ellos sigan en sus business y nosotros en el nuestro, que la unica manera de sembrar exito en nuestras provincias es seguir trabajando duro, seguir sembrando soluciones y seguir generando profesionales que realmente aporten a la profesion etica y profesionalmente. Los Star architects son puro cuento que nos limita, un star architect por aca es un principiante mas alla, todo es relativo. Pero lo que si se, es que se es bueno o se es malo professionalmente hablando, no hay más. A seguir concursando muchachos y generando buenas ideas que de esas se que hay muchas por todos lados, pero no todas son juzgadas de la misma manera. Todo es relativo repito. Y animense a concursar en el extranjero que nuestra meta es mejorar el mundo !!! Saludos desde Australia !!!

Alejandra dijo...

¿por qué tienen que victimizarce? Lo que más genera este artículo es interiorizar la innecesaria rivalidad entre las facultades de Lima y Provincia.
Por qué la enseñanza de Lima debe ser la única verdad. Creo que nadie piensa de ese modo.
Intenta que tus artículos no estén cegados por prejuicos porque pierdes credibilidad.
Solo como dato, casi el 70% de estudiantes de las universidad de Lima son personas que vienen de provincia y creo que es esa diversidad de puntos de vista la que mejoran la enseñanza en la capital y no un grupo de profesores.

Anónimo dijo...

Muy prejuciosa la posición del "autor",porque sólo se basa sólo en supuestos muy subjetivos. Apuesto que él fue el primero en enviar sus trabajos y no le ligo nada en el concurso. Lo anecdótico es que encima se pone el "gran C.V." del autor como si fuera gran cosa para darle peso al texto, creo con que egresado hubiera sido suficiente...., siempre el afán de prestancia de los jóvenes en general, que revela más defectos que virtudes.

Anónimo dijo...

bueno, podemos ver otro concurso para validar los datos. Se trata del concurso para estudiantes de arquitectura sobre diseño de estructuras con acero. Se hacen eliminatorias en cada país y luego hay una etapa a nivel latinoamérica. Sorpresa, de los 5 concurso: 3 años elegidos grupos de la pucp (incluyendo este año), 2 años elegidos grupos de la upc, 1 año elegido grupo de la urp.
Otra vez, todos de facultades limeñas. Creo que el autor hace un correcto análisis.
http://www.alacero.org/ConcursodeArquitectura/Paginas/4toConcurso.aspx

Anónimo dijo...

igual de resentido que Israel. jajajajaja, saludos